Obras, Revocos y Estucos Tradicionales


El ciclo de la cal comienza con la calcinación, cocción a unos 900 ºC de la piedra caliza, transformándose así en oxido de calcio o cal viva, con aspecto de fragmentos irregulares o terrones ó triturada incluso en finuras muy altas.

Después se pasa al proceso de apagado de la cal o hidratación. Se realiza mediante agua que lo que hace es hinchar los terrones y transformarlos a una pasta blanca (hidróxido de calcio.
La característica mas importante de la cal es que una vez puesta en obra va endureciéndose o carbonatándose poco a poco, hasta convertirse en una costra pétrea que se hace cada vez mas resistente. En este proceso de recarbontatación de la cal al entrar en contacto con el aire se transforma en carbonato de calcio, es decir, retorna a ser piedra. Por eso por su perfecta estanqueidad, la ausencia de retracción y la cualidad de endurecerse lo convierte en un perfecto aislante térmico y acústico, que impide que penetre el agua.

En cuanto a los acabados pueden ser infinitos al ser un material muy maleable y admite además una amplia gama de colores.

Existen dos tipos de cales las aéreas y las cales hidráulicas, las mas utilizadas son las cales aéreas por su pureza mas del 95%.

               Cal en terrón

                 Balsa de reposo